El fulgor vive en Nike Air Force 1, el ícono del básquetbol que le da un toque fresco a las características más recordadas: colores audaces y la cantidad perfecta de destellos para que brilles.